El estado danes tiene un tasa especial sobre los envases de vidrio, plástico y aluminio. Dicha tasa es generalmente repercutida en el precio final del producto. Así que, nosotros los consumidores tendremos que pagar un sobreprecio que encarece virtualmente dichos productos embotellados y en especial las bebidas alcohólicas.

¿Qué hacer para recuperar tu dinero? Sencillamente, reciclar.

Te llevas todos los envases al supermercado más cercano y los introduces en una maquina que detecta el tipo de botella para después abonarte las tasas en un ticket, o también puedes elegir donarlos a una ONG como Greepeace o WWF (no confudir con WWA). El ticket de abono lo puedes utilizar en el mismo supermercado para realizar compras.


Las ventajas de este sistema son muchas. Para empezar, el gobierno recauda más tasas (los daneses son unos hachas cuando se trata de impuestos), las calles están más limpias y ademas los puestos de trabajo de limpieza pública se deslocalizan a puestos de trabajo en reciclaje. La única desventaja es que tendrás que “adelantar” un extra a la hora de comprar productos embotellados.

Puedes saber cuanto dinero te van a devolver por cada envase, revisando la pegatina de retorno.

Pantc Reciclaje

Por esta botella me van a devolver 3 DKK (Sobre 0,40 €)

El total de envases retornados en Dinamarca en 2008 fue del 88%.

+Info: www.dansk-retursystem.dk