Dinamarca es el país de la Union Europea con las mayores cargas impositivas sobre los vehículos de motor a combustión de toda Europa, lo que puede significar que poner a rodar un vehículo sobre el asfalto danes cueste hasta un 190% mas que sobre el suelo español.

La razones que justifican esta altas cargas impositivas son:

1) Menos dependencia del petroleo.
2) Menos emisiones de CO2.
3) Fomento del transporte público.

Registrar un vehículo en Dinamarca es realmente sencillo, pero solamente recomendable si vas hacer más de 3.000 kilómetros al año o es imprescindible para tu trabajo, de lo contrario comprarse una bicicleta y un abono de autobús puede ser la mejor opción.

A3

Por el precio de un Volkswagen Polo en Dinamarca puedes comprarte un Audi A3 en España

Para registrar un vehículo importado de España necesitaremos:

1) Certificado de matriculación original.
2) Tarjeta de la ITV original.
3) Factura de compra si tu nombre no aparece en el certificado de matriculación original.

Y ademas recomiendo el certificado de homologación industrial del vehículo porque aunque no es obligatorio, puede ser de gran ayuda a la ITV danesa.

Con esta documentación los pasos a seguir son:

1) Pasar la ITV en Dinamarca y abonar más de 900 kr (sobre 120 €). Puedes pedir cita en Applus.
2) Con el papel de la ITV danesa tendrás que ir a la Agencia tributaria danesa (Skat) y pedir una valoración de tu vehículo.

Cuando te llegue la valoración del Skat y si te animas a continuar con el registro tendrás que:

3) Contratar un seguro para tu vehículo, por ello te recomiendo, que en caso de ser un buen conductor pidas a tu compañía aseguradora de España que acredite que no hayas tenido ningún siniestro o problema en los últimos 4 años, así mismo tendrás que traducir dicha carta. La razón de todo esto es que algunas aseguradoras te piden dicho informe, ademas podrás obtener un buen descuento si demuestras que eres un buen conductor.

Ahora viene lo mejor:

4) Con el resguardo del seguro debemos volver al Skat para registrar el vehículo y abonar la inscripción más un deposito (Y quedarte mucho más pobre que antes).

Sí todavía te queda algo de dinero en tu cuenta corriente podrás continuar con los siguiente paso:

5) Una vez registrado debemos proceder a obtener las nuevas placas del vehículo, para ello se debe entregar previamente las placas originales del vehículo y abonar alrededor de 1200 kr (sobre 161 €).

Ahora ya tenemos nuestro vehículo registrado, aunque nos falta un pequeño detalle y es el de pagar los seis primeros meses del impuesto de circulación, que para un utilitario normal suele rondar las 1800 kr (sobre 241 €).