Entre muchos de los atributos positivos que observo sobre la sociedad danesa una de las me mas me gusta es la igualdad, y cuando me refiero a ello lo digo en el sentido social, económico, laboral y sexual. En muchos casos esta igualdad o el hecho de que una persona sea tratada de igual se puede ver reflejado en en la literatura Danesa gracias a las famosas 10 leyes de Jante, que vienen a decir lo siguiente:

  1. No pienses que tú eres especial.
  2. No pienses que tú estas a la misma altura que nosotros.
  3. No pienses que tú eres más listo que nosotros.
  4. No pienses que eres mejor que nosotros.
  5. No pienses que sabes más que nosotros.
  6. No pienses que eres más importante que nosotros.
  7. No pienses que eres bueno en nada.
  8. No te rías de nosotros.
  9. No pienses que preocupas a alguien.
  10. No pienses que tú puedes enseñarnos cosas.

En Dinamarca cuando una persona se cree mas listo o mejor se le puede recordar estas leyes, lo cual es un excelente ejercicio para ser más modesto y mantener los pies pegados al suelo.